¿Es la escena actual de los wargames para (mi) ti?

Antes que nada aclarar que este artículo es totalmente subjetivo y basado en mi opinión y experiencia. Le voy a meter mucha caña al competitivo, por lo que si esa es vuestra forma de jugar, simplemente pasad.

Torneo en Warhammer World, Nottingham.

Alguna vez habéis sentido que el mundo de los wargames en general os “excluía” de algún modo? ¿Sentís que no encajáis ya seáis nuevos jugadores o veteranos que han tenido idas y venidas? Si es así, voy a intentar descubrir o mostraros el porqué (basándome en mi caso particular) y porqué este mundillo tiene un hueco para vosotros.

Si eres más viejuno (veterano) recordarás como hace años las cosas se tomaban de forma más pausada y lenta, recordarás como una partida estándar a cualquier wargame podía suponer echar la tarde porque la partida en sí podía durar 3 o 4 horas sin problema alguno. Actualmente esto ha cambiado por completo. Ahora prima la inmediatez, lo queremos todo al momento y este mundillo (quizá no tanto el rol) se ha adaptado con bastante éxito a esta forma de tomarse la vida.

Esta rapidez ha influido de forma brutal en como es la escena actual de los Wargames: ahora son más rápidos, más dinámicos y sobre todo mucho más competitivos que antes. ¿Carles estás diciendo que antes no había competitivo ni tornes? Ni-ni-ni-ni. Claro que no, claro que los había, pero para mi el ambiente que se respiraba era muy diferente. Veías trasfondo, veías a mucha gente que se había currado su ejército durante meses, le había dado forma, un trasfondo propio, las unidades tenían nombre y el general una historia, incluso se curraban las listas de ejército fabricando pergaminos o cosas similares.

¿Y en que se diferencia eso con lo que hay ahora? Pues para mi es simple: la llamada escena competitiva. Los Wargames han ido poco a poco pasando de ser una amalgama de gente en la que encontrabas de todo a un hobby en el que la gente se toma todo demasiado en serio. Lo que quiero decir es que la escena competitiva, para mi, es demasiado tóxica, demasiado exigente, la gente va a competir y se lo toma como si estuviera viendo un partido de fútbol y ellos estuvieran en el campo. Solo importa ganar y fin.

Ojo, se que eso no es así en todos los torneos, pero sí en una gran mayoría. Ya no prima esa esencia de fantasía o ciencia ficción que teníamos antes, esa forma de mimar nuestros ejércitos, de currárnoslos aunque tardáramos un año o dos, darle forma al ejército como si fuera barro en un torno. Ahora mucha gente lo que busca es comprarse dos o tres start collectings, las tres unidades y el héroe más poderoso, pintar todo en dos o tres semanas y a competir. Y eso no es para mi, ni para muchos.

Somos muchos a los que lo que nos gusta no es competir, sino pasar un rato agradable, darle forma a un trasfondo, luchar con el héroe que nos hemos inventado y es el general de nuestro ejército y muchas veces parece que somos simplemente unos románticos, unos idealistas que no entendemos “de que va eso de las batallas de miniaturas”. A todos los que pensáis que simplemente somos unos carcas y que no queremos competir porque “somos malos jugando”, “no sabemos crear buenos ejércitos”, quitaos esa idea de la mente, simplemente tenemos una visión diferente a la vuestra.

¿Entonces si casi toda la escena de los wargames es así, donde está nuestro sitio? Para mi es fácil, nuestro sitio está donde nosotros queramos.

Evidentemente podemos ir a cualquier torneo, jugar contra cualquier tipo de jugador, pero muchas veces no vamos a disfrutar de jugar 4 partidas en las que 2 de los rivales llevan la combinación más top e imparable y se dedican solamente a arrasar. Para mi ahí no hay diversión, son partidas que nunca recordaría. Por tanto hay que moverse, organizar torneos narrativos, crear trasfondos, ejércitos bien escritos, volver a esas gloriosas partidas que se desarrollaban entre los 90 y principios de los 2000. Aunque quede un poco de iaio, para mi ahí es donde estaba la diversión.

Con todo esto lo que quiero decir es que quien disfrute jugando por el puro hecho de competir, hacedlo, pero dejadnos a los que no nos gusta esa forma de jugar hacerlo como queramos. Igual más de uno os sorprende y es capaz de ganaros con un ejército formado pensando en un trasfondo concreto. No por ello somos peores jugadores. Y SÍ, claro que hay hueco para todos, porque por suerte este tipo de hobby no es tan cuadriculado como queremos pensar, creo que simplemente tendríamos que aprender a ir más pausados en la vida y a disfrutar más de todo lo que supone nuestro adorado hobby.

¡Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: