Wargaming y juegos de rol ¿hobby o modo de vida?

Los que llevamos mucho tiempo en esto de los juegos de “figuritas”, el rol o incluso los juegos de mesa, no habremos hecho esta pregunta alguna vez casi al 100%. Lo que quiero exponer en este post no es la verdad absoluta, es mi verdad, mi visión y lo que es para mi.

Yo empecé con todo este rollo hará unos largos 17 o 18 años cuando yo iría a cuarto o quinto de primaria más o menos. Siempre he sido una persona a la que le encanta la fantasía, inventar cosas, con gran imaginación y al que ya de pequeño los juegos de tablero “diferentes” a los clásicos parchis o la oca, me flipaban.

El primer juego de este estilo que probé fue el mítico juego de tablero de D&D. Este que llevaba muchísimas miniaturas, tableros divididos en celdas, fichas, una historia algo plana pero interesante. Ahí fue cuando pasé de imaginarme que era Conan el Bárbaro a poder jugar con un guerrero llamado Redgar o un sacerdote con poderes llamado Jozad, combatir contra innumerables enemigos, inventarme mis propias historias y todo eso acompañado de amigos… eso era la hostia!

Esta fue mi ilustre entrada en todo este mundillo friki. Todo eso aderezado con que era la misma época en que estaban a punto de salir las películas de El Señor de los Anillos, lo que ocasionó un buen boom del frikismo en general.

De ahí pasé por supuesto a mi amado Warhammer. Todo empezó gracias a un compañero de clase que había vivido en EEUU y en Inglaterra porque su madre era profesora de inglés y al volver vino con la maleta llena de unas figuritas muy molonas, un libro gordísimo de reglas pero lleno de dibujos increíbles y un montón de razas muy parecidas a las de El Señor de los Anillos. Acababa de descubrir la que sería mi obsesión para los siguientes 6 o 7 años fácilmente. Mis padres no estaban muy convencidos porque era un hobby ya por aquel entonces algo caro, pero eh, mejor eso que que el niño esté en la calle fumando porros y haciendo botellón ¿no? Pues ahí que me compraron la caja de inicio de 6ª Edición, la de Imperio vs Orcos.

A partir de ahí me fui adentrando más y más y más en estos mundillos, empezando también a jugar a rol en mesa con D&D 3.5, Vampiro la Mascarada y sobre todo a jugar a rol Online ya un poco más mayor en diferentes servidores del juegazo Neverwinter Nights (al que aun juego por cierto), que básicamente era como jugar a rol de mesa pero de forma virtual y manejando un personaje en un juego.

Como todos abandoné el vicio de las miniaturas durante un tiempo, volví, lo volví a dejar, y así varias veces hasta el día de hoy, donde más que jugador me considero coleccionista y manchaminiaturas. Con el rol curiosamente no me pasó lo mismo, probablemente porque no se necesita tanta inversión, tanto tiempo y porque podía jugar a ratos en el ordenador. Pero bueno, el caso es que nunca en mi vida he dejado de informarme, ver, buscar o simplemente disfrutar leyendo cosas sobre wargames, ya sea en las webs oficiales de las empresas, comprándome a veces revistas o algún que otro libro o novedad o simplemente pintando de vez en cuando.

Porque sí, los wargames, los juegos de rol, los juegos de mesa, forman parte de mi vida. Y siempre lo harán creo yo, para mi este hobby es un modo de vida. De alguna forma influye en todo lo que eres y en como afrontas las cosas, te da unos conocimientos para hacer ciertas cosas que de otro modo es probable que no tendríamos.

Para mi el hobby es algo que me gusta, que siempre está ahí aunque a temporadas no puedas prestarle atención, pero sabes en el fondo, que siempre siempre estará esperándote en esas cajas y siempre lo coges con ilusión cada vez que vuelves a él. Porque sí, no nos equivoquemos de esto es muy difícil salir, el gen friki es algo que siempre estará ahí aunque se os olvide y al final acabará saliendo a relucir. Para mi es como ese colega que sabes que nunca te va a fallar y siempre va a estar ahí para lo que haga falta y oye, eso está muy bien.

Todos sabemos lo que mola terminar una miniatura grande o un regimiento de cualquier juego del que estemos especialmente orgullosos, incluso lo interesante siempre que es probar nuevos sistemas de juego, sean como sean. Ilusionarte por un juego que acabas de comprar y lo único que quieres hacer es jugar con unos amigos o con gente en tu tienda mas cercana. Todo ese tipo de cosas, pequeñas pero importantes, que hacen que para mi este hobby sea mucho más que eso. Para mi es EL hobby, y siempre va a venir conmigo.

Pues después de este tocho ¿que opináis vosotros? ¿Es una afición más o el hobby forma parte de vuestra vida desde hace tanto o de forma tan profunda que ya se ha convertido en un modo de vida para vosotros?

El próximo post quiero dar mi visión del mundo de Warhammer y de los juegos de Games Workshop en general. Sobre porque pienso que la actual “escena” que se ha creado, no es para mi, aunque sí que hay hueco para mi forma de pensar.

¡Nos vemos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: